Publicado el

¿Por qué las botellas de vino tienen el culo hacia dentro?

La ‘picada’, la inconfundible curva del fondo de las botellas de vino.

Es una de las características de las botellas de vino: la forma convexa que tiene su base.

Esta curva, que en términos vinícolas se llama ‘picada’, no se ha elegido al azar, sino que hay razones -sobre todo científicas- que la explican.

Fue en el siglo XVIII cuando se generalizó el uso de botellas de vidrio para conservar el vino. En aquel entonces, la fabricación de las botellas era artesanal y hacerlas con el fondo liso resultaba muy difícil a los sopladores de vidrio.

La curva del fondo, además, hace la botella más resistente. Gracias a ella aguanta mejor la presión del interior, algo que resulta casi imprescindible en las botellas de vinos espumosos, donde el gas podría reventar una botella más frágil.

Además, al tener un fondo más pesado, la botella es más estable y es más difícil derribarla.

El peculiar culo de estos recipientes, además, ayuda a que los posibles sedimentos del vino se queden en los laterales del fondo y no caigan a la copa.

Y, como curiosidad, también hace más fácil agarra la botella para servir el vino con la elegancia del mejor de los camareros.

Fuente: Heraldo.es

Deja un comentario