Familia Kretschmar

VINOS CON VIDA

De nuestra finca en la mítica calle Cobos de Perdriel, nacen estos vinos inspirados en la subsistencia de la flora autóctona. Aquellas especies que sobreviven en tierras pobres de materia orgánica y exquisitas para el cultivo de la vid.
Nuestros vinos son la expresión viva de un suelo emocionante, son pura expresividad como los brotes, las flores del mágico arbusto Chupasangre y la bella flor Sanguinaria.
Salud

Somos Familia Kretschmar, hacemos vinos con los valores que compartimos, compromiso, transparencia, pasión. Somos una familia mendocina arraigada y enamorada de su tierra, por eso nuestros vinos tienen nombres de las plantas que se adaptaron poéticamente a este suelo.
Chupasangre y Sanguinaria, son las dos especies autóctonas que según nuestra mirada, engalanan los suelos austeros que son perfectos para la vid. Ellas luchan, crecen lento, no reciben agua y el viento zonda despeina sus ramas, sin embargo florecen, entregan lo mejor de su alma.
Somos una familia que cree en la familia, nuestros hijos, 4 brotes que continúan el ADN y la alegría. Somos Familia Kretschmar y queremos compartir los vinos y la vida.

Mostrando todos los resultados (3)

Mostrando todos los resultados (3)